Miércoles, 12 Julio 2017 14:35

Caballero honra a todas las víctimas del terrorismo y recuerda que la sociedad quiere vivir en paz

La portavoz el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real ha procedido a la lectura de un manifiesto

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha participado esta mañana en el “Acto por la Memoria de Todas las Víctimas del Terrorismo” que ha organizado el Ayuntamiento de Ciudad Real, coincidiendo con el XX aniversario del secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco, y que ha contado con la presencia de representantes institucionales, de partidos políticos y de representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Caballero ha dicho, después de depositar con el alcalde de Ciudad Real en funciones, Nicolás Clavero, en el monumento a las víctimas del terrorismo el Parque de Atocha una corona de laurel, que “hoy es un día para el recuerdo y para la esperanza”.

 

Para el recuerdo, según ha comentado, porque nunca hasta el asesinato de Miguel Ángel Blanco se había producido una respuesta ciudadana contra ETA tan contundente y significativa. Ha añadido que la sociedad decidió entonces que nunca más guardaría silencio “ante los cobardes y los asesinos”.

 

Ha mostrado su satisfacción porque los demócratas y el Estado de Derecho han logrado acabar con el terrorismo veinte años después de aquel lamentable suceso. Y ha añadido que tiene la esperanza de que todos los tipos de terrorismo, con independencia de su origen y motivación, sean derrotados.

 

Ha recordado a las casi 900 víctimas del terrorismo, entre ellas niños, ha expresado su homenaje a todas y ha destacado el deseo que tiene la sociedad de vivir en paz.

 

Durante el acto, la portavoz del Equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Ciudad Real, Sara Martínez, ha procedido a la lectura de un manifiesto que reproducimos en su totalidad a continuación:

 

 

 

A todos los que se fueron,

y a quienes se quedaron a solas esperándoles”.

 

Hace 20 años, el secuestro y asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco Garrido a manos de la banda terrorista ETA produjo una gran conmoción social en toda España, y aquí en Ciudad Real. Aquellos días de julio de 1997 son parte de nuestra memoria colectiva como país y como capital.

 

Entre 20 y 25 mil ciudadrealeños salimos entonces a las calles para denunciar el secuestro de un inocente, exigir su liberación y mostrar nuestra consternación por su vil asesinato.

Una tragedia sin sentido causada por una violencia brutal que dejaba a una familia hundida en el dolor y la desesperación… y a un pueblo, el español unido en la repulsa a la barbarie terrorista y sin miedos para enfrentarse a los aliados de los asesinos, recriminándoles sus macabras acciones.

 

Ese día algo más que la vida de Miguel Ángel Blanco se quebró en nuestro país. Se sacudieron muchas conciencias que hasta entonces habían permanecido quizá algo adormecidas frente a quienes provocaban el espanto defendiendo la muerte y el asesinato como vías para conseguir objetivos políticos.

 

No. Ese día toda la sociedad le dijimos a ETA que así no. Que no podrían conseguir sus amenazas a través del chantaje, y que todos íbamos a estar unidos frente al terrorismo.

 

Y durante estas dos décadas así hemos estado. Nos hemos mantenido firmes frente a quienes quieran imponer el terror o unas ideas a través de la violencia y el asesinato.

 

Nuestro Estado de Derecho se ha mostrado firme e implacable en la persecución de los asesinos. Y entre todos hemos encontrado las vías para que la violencia etarra dejara las armas, y dejara respirar la paz, la libertad y la concordia necesarias, tanto en el País Vasco como en el resto de comunidades autónomas y ciudades de nuestro país, que hemos sido blanco de la sinrazón terrorista.

 

Su sinrazón es baldía y su insensibilidad les conducirá a la desesperación y al aislamiento de toda la sociedad” gritamos hace 20 años con el silencio de nuestras concentraciones, con el lazo azul, con nuestras manos pintadas de blanco o con poemas:

No se puede seguir, no se puede,

taladrando con saña la vida,

ni se puede ganar la partida

con las manos manchadas de sangre.

 

No se puede seguir, no se puede,

atacando al que es inocente,

perpetrando de modo indecente

matanzas que rasgan la carne.

 

Porque ya no valen las armas ni los atentados, lo que vale es que el pueblo está dispuesto a luchar por la paz y la tolerancia”. “Te han querido matar, pero tú has triunfado”. "El recuerdo de Miguel Angel servirá para mantener viva nuestra fe y nuestra lucha en defensa de las libertades y los derechos humanos".

 

Por eso, 20 años después, volvemos a concentrarnos manteniendo el acuerdo de todos los partidos políticos democráticos y de las instituciones unidas, comprometidos con la libertad. Ese llamado “Espíritu de Ermua”.

Desde aquí, desde este Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Ciudad Real recordamos a todas ellas. Víctimas de un terrorismo que no es distinto según los apellidos que le pongan.

 

A todos los que han perdido la vida a manos de criminales. Que sus familias y amigos encuentren siempre el apoyo que necesiten todos nosotros.

 

Desde aquí queremos agradecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su trabajo en la defensa de la libertad, la democracia y el Estado de Derecho.

 

Y desde aquí volvemos a hacer un llamamiento a la sociedad para mantener la fortaleza demostrada en esos años cada vez que alguien quiera apartarnos de los valores democráticos como la convivencia, la pluralidad ideológica, los derechos éticos y políticos de los que nos hemos dotado en nuestra Constitución y que tanto nos costó conseguir.

Miguel Ángel Blanco y todas las víctimas del terrorismo, siempre en nuestra Memoria.

Archivos multimedia

BUSCAR NOTICIAS

« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Buscar por Fechas

-

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies..

Acepto las cookies de este sitio