TRIGUERO ASISTE A LA APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO DE LA UNIVERSIDAD REGIONAL

Cultura, Juventud y Deportes: Miercoles, 05.10.2016

En representación de la Diputación Provincial, el vicepresidente de Cultura muestra su apoyo a la Universidad como eje vertebrador de conocimiento y del diálogo

Con motivo de la apertura oficial del curso académico 2016/2017 de la Universidad de Castilla-La Mancha, el vicepresidente de la Diputación y responsable de Cultura, David Triguero, ha asistido esta mañana en representación de la institución provincial a este acto oficial que ha tenido lugar en el Paraninfo del Campus Universitario.

Triguero, que ha felicitado y saludado al rector, Miguel Ángel Collado, y al  equipo de gobierno rectoral tras finalizar el acto académico, ha mostrado su satisfacción por la buena marcha de la Universidad, que año tras año intenta cumplir con eficacia sus objetivos de investigación e innovación, resaltando en este sentido el apoyo de la Diputación de Ciudad Real para que siga avanzando como eje vertebrador del conocimiento y del diálogo al servicio de la provincia y de la sociedad.

Collado, en su discurso inaugural ha instado al gobierno regional la necesidad de dotar a la institución académica de una financiación suficiente, que cubra los gastos de personal y que le garantice poder seguir avanzando y prestando servicio a la sociedad. La ceremonia, celebrada en el Campus de Ciudad Real, ha congregado a numerosos representantes de la comunidad universitaria e instituciones, entre los que se encontraba la directora general de Universidades, Investigación e Innovación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Mar Álvarez Álvarez, y la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora.

En el transcurso de la ceremonia han sido investidos un total de 104 nuevos doctores que han conseguido su grado en el último año. Asimismo, se entregaron los premios extraordinarios de doctorado correspondientes al curso 2014/2015 y se rindió homenaje al personal docente e investigador y de administración y servicios jubilados en el último curso académico, un total de ocho profesionales que contribuyeron con su trabajo y esfuerzo al desarrollo de la institución académica.

La ceremonia finalizó con la interpretación del tradicional Gaudeamus Igitur y el Canticorum lubilo de G. F. Haendel que interpretó la Agrupación Coral Universitaria de Ciudad Real, dirigida por Sofía Pintor Aguirre.